Capítulo 4: El Escape

En pleno 2016 vivimos en la era de la tecnología, las comunicaciones integradas y la infinidad de posibilidades. Estamos en un mundo en el que todo parece estar más cerca y a nuestro alcance. Sin embargo, nos vemos atrapados en la rutina y en el agobio, que en mi caso es consecuencia de un país en ruinas y que pareciera a pocos le importa. Ante esta situación tienes solo dos claras opciones: o nadas o te hundes.

Tal y como les dije en el Capítulo 1, una de mis grandes pasiones es viajar. Disfruto conocer nuevos lugares, personas, gastronomías y culturas, no solo por el placer que todo ello implica; sino por las experiencias y conocimientos que se adquieren con cada uno de ellos. Considero que los viajes te hacen crecer como persona y abrir tu mente a nuevas realidades; bien sea porque visitas algún sitio moderno y con riqueza que te permita soñar y proponerte alcanzar un estilo de vida así, o porque te dirijas a algún otro en el que la pobreza impere y te permita dar las gracias por lo que tienes y ser más humilde.

En todo caso, los viajes han sido mi escape en este tiempo de crisis y de incertidumbre. Han sido mi motivación para “seguir nadando”. En este punto algunos se preguntarán ¿Cómo te vas de viaje si vives en un país de restricciones y de dificultades? Pues creo que para todo existen opciones y es solo cuestión de encontrar la que mejor se adapte a las posibilidades de cada uno.

Particularmente ya hace algún tiempo encontré mi mejor opción: los cruceros. Ya con 27 años me toca pagarme con mi trabajo las vacaciones que desee hacer y es por ello que los cruceros son perfectos para mí. Además que representan vacaciones con un presupuesto controlado (porque tienes todo incluido y no tiene por qué gastar de más), cuentan con comodidad (puedes ir a distintos destinos sin tener que pasar por tediosos aeropuertos ni movilizar maletas), variada gastronomía (cuentan con distintos restaurantes con todo tipo de comida) y entretenimiento gratuito (como les dije, tienes todo incluido).

De momento, invito a todo aquel que no ha abordado un crucero a disfrutar de esta maravillosa experiencia y de unas vacaciones sin duda inolvidables. Propónganse viajar una vez al año y “naden” para conseguirlo. Quizás en próximos capítulos les de mis propios consejos de crucerista para planificar sus vacaciones y hacer aún más especial su estadía.

Three.-

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s