Ei8ht IV: El amor de mi vida

“¿Ustedes creen en el derecho a ser felices o ser amados…?”

– Padre Pantin.

 

A veces me pregunto si me quiero enamorar porque tengo mucho amor que dar, o porque quiero que me reafirmen quien soy. Es decir, ¿soy incapaz de amarme a mí misma y por ello busco amor en el otro para que me afirme mi valor?

Esta pregunta me la hago porque últimamente siento que estoy como en una búsqueda constante de mi alma gemela, pero siento que sigo buscando donde no debo. Como les dije en mi post anterior, es mejor enfocarse en el alma del momento, pero cuando ese momento se prolonga y ese Mr. Right now se convierte en alguien “especial”, o Mr. Every-other-day y no llega a concretarse nada más o la ausencia aumenta, vuelves a hacerte todo tipo de preguntas: ¿fui yo? ¿Cometí algún error? Was I too needy? Como todo proceso, comienzo a evaluar resultados. Aquí es cuando decidí aceptar e introyectar que toda experiencia es aprendizaje. La vida y Dios te están preparando para lo que viene. No hay mayor escuela que el de la vida. Ciertamente, este mensaje me ha hecho encontrar más paz. Que tengo que verlo más como un experimento social hasta lograr encontrar ese “Bliss Point”, Umami o balance, donde ambos estemos en la misma página y finalmente pueda responder mi pregunta.

Y de ahí, parto a mi siguiente conclusión, ¿No creen que esto del “amor de tu vida” está trillado? Que el concepto del alma gemela es una invención de la sociedad para vender un amor perfecto que sólo existe en las películas y en las series. He entendido que el amor de tu vida eres tú. Soy quien, antes de querer atraer a alguien que me atrae, es que me atraiga yo misma. No me mal interpreten, no de una forma narcisista, pero amarte hasta el punto de conocerte a tal punto que ya sepas cómo actuarás cuando un acontecimiento en tu vida suceda y quieras actuar de la mejor forma posible para no herirte, sino salir en paz de dicha situación.

He salido por un mes con una persona que me trae loca, y me parece mega interesante… Pero por qué tengo que esperar a que algo pase y yo ponerme a su disposición y no darme el valor que merezco. Si el me quiere que me lo demuestre…. Y la verdad no es por carencia de humildad, pero es que ¿Hasta que punto aceptamos que hagan lo que quieran con nosotros? (No sé si es que soy así de analítica, o enrollada, pónganlo como quieran…) En esta “búsqueda” de MR. RIGHT, he entendido que algunas personas me gustan y yo las escojo como si eligiera una camisa, un reloj, una pertenencia que deseo y quiero y hago todo por tenerla… Me doblego y hago las mil peripecias para obtenerlo… pero, ¿para qué? ¿Para que insisto en una búsqueda insaciable de ese alguien que deseo que me ame, que “resuelva” mis problemas…? Y ¿Es que acaso el amor por mí misma no me basta? Es que acaso, no me he dado cuenta aún que yo puedo?

Sí, sí puedo…

Por ahora, prometo dejarte: RELACIONES – ALMA GEMELA – MR. RIGHT hasta que vengas con una mejor propuesta, con un Mr. Right que yo no le intimide, que yo complete su vida y que su carrera esté al mismo nivel que yo, que esté dispuesto para la guerra de ganarme y quedarse. Allí responderé la pregunta inicial, y lectores les diré felizmente: me amo, y él es el reflejo de esa afirmación.

 

“…Creo en el derecho de amar y ser amados, allí se encuentra la felicidad. Amándose uno al otro, buscarán hacerse felices mutuamente. Allí encontrarán la felicidad.”

Ei8ht –

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s